martes, 28 de diciembre de 2010

Wondering aloud...


"Debo reconocer que todos mis sueños se han escapado detrás tuya, y que mis ilusiones se han quedado solo en una, en la de contratar a una compañía de seguros que me garantice tu estancia junto a mí, durante, calculándolo así a ojo... toda la vida. En palabras cortas y para que nos entendamos, que me quieras y estemos juntos durante un breve periodo de tiempo llamado "Siempre". Ese es mi propósito a día de hoy, mañana y lo que viene.
También debo decirte, que mis únicos lugares reales son, eran y serán a los que voy contigo cada día, por corrientes que sean, el resto de sitios que pise tan solo serán una fantasía por la que tenga que pasar con mis amigos, mis padres o quién sea, no tendrá el significado que tiene sentarme contigo en un suelo sucio y desgastado.
Y como esto, muchísimas cosás más que iré reconociéndote con el tiempo, y otras que iremos descubriendo los dos."



He de decir que ya no. Ya no descubriremos paisajes imaginarios ni viajaremos con la mente. No nos queda nada que reconocer ni nada que decir.
La compañía de seguros me ha fallado, y "Siempre" se ha convertido en "Nunca".

1 Gritos al vacío :

Personaje de una historia... dijo...

Suelen fallar. Estoy seguro.
Yo hice algo diferente: yo me compraba títulos. Unos para quererla, otros para no olvidarla, para amarla, para recordarla. En fin, me di cuenta que esos títulos los tengo todavía, pero ya no me sirven. Yo no la veía como una propiedad, sino como una reafirmacion del amor tan grande que le tengo guardado aquí.
Ella se olvido de esos títulos, pero de lo que algo estoy seguro es que no olvida cada momento y cada palabra, todo para ella.
Así tú. Siempre es nunca, para mi también lo fue, pero recuerda: nunca es para siempre.
Nunca olvides, siempre recuerda, vuela, siente, vive, escribe.
Un saludo. Y animo.

Publicar un comentario

lugares donde gritar.